CRM: el mejor amigo de mi marca

Por | 30/06/22 11:43 | Customer Success, CRM

 

1656513284008Sabemos que llega un momento crucial en nuestro crecimiento como empresa cuando nos toca elegir una herramienta CRM (Gestión de Relaciones con el Cliente). Nuestra expansión ha sido lo suficientemente grande como para que empecemos a desplazar métodos un poco más manuales como planillas en donde ponemos la data, para migrar a una herramienta con más funcionalidades y al mismo tiempo con un nivel de complejidad que requerimos.

Ahora tenemos la pregunta del millón ¿Qué CRM elijo que se adapte a mis necesidades?

En esta nota vamos a ir desglosando de a poco todos los puntos que debemos tocar a la hora de elegir nuestro CRM ideal.

¿Qué es un CRM? 

CRM son las siglas en inglés de Customer Relationship Manager, que en español significa Gestor de la relación con los clientes. 

 

 

Su principal uso es  administrar la información de cada uno de ellos para conocer en qué etapa del ciclo de compra se encuentran y de esta manera, mejorar la relación y efectividad.

¿Cuáles son las funciones principales de un CRM?

El CRM te permitirá aplicar y realizar diferentes acciones que te impulsará a crear y mantener una relación duradera con tu cliente, como por ejemplo:

 

  • Unificar base de datos: Nunca más a los archivos desperdigados, todos pertenecientes a diferentes departamentos. Con un CRM podrás centralizar todos los datos.
  • Planificar y establecer una agenda de acciones grupal e individual: Mediante un sistema CRM podrás asignar acciones que cada miembro de tu equipo debe realizar para cada uno de tus clientes o prospectos.
  • Elaborar y medir campañas de marketing: La información que tienes centralizada en tu CRM, te permitirá trazar estrategias de marketing que vendan tu producto o servicio a la persona correcta, en el momento correcto. Además, a través de las potentes métricas, podrás conocer a detalle el éxito o fracaso de tus campañas.
  • Segmentación de acuerdo a la fase del proceso de compra: Uno de los grandes puntos a favor del CRM, es que te permitirá segmentar a tus clientes y prospectos de acuerdo a los criterios que te sean útiles para emprender acciones adecuadas de marketing y ventas. 

 

Estas son solo algunas razones por las cuales necesitas considerar adquirir un CRM para tu empresa.

¿Cuáles son los Tipos de CRM?

Podemos clasificarlos en estos 3 tipos de CRM: Centrado en procesos, Centrados en análisis y Orientado al cliente.

Centrado en procesos

Se encuentra centrado en simplificar los procesos comerciales del negocio. Esto se realiza a través de la automatización de tareas de marketing, ventas y servicio al cliente. 

Algunas de las tareas que puedes realizar con este software son:

 

  • Tener los datos de los usuarios en un solo lugar.
  • Organizar la información e interacciones de los clientes con el negocio.
  • Establecer seguimiento a contactos. 
  • Gestionar campañas de email marketing. 
  • Mejorar la atención al cliente.
  • Y algunos además, ayudan con el servicio de post venta. 

 

Centrados en análisis

Se ocupa de juntar y analizar datos para ayudar en la toma de decisiones relacionadas con los clientes. 

Este tipo de CRM se basa en el Business Intelligence, por ello, sus principales componentes son la minería de datos, el almacenamiento de estos y las herramientas de procesamiento analítico. 

Algunas de sus funciones a destacar:

 

  • Construir  bases de datos avanzadas con la información de los usuarios. 
  • Estudiar y analizar el comportamiento del cliente.
  • Diseñar acciones comerciales por segmentos.
  • Medir campañas de marketing.

 

Orientado al cliente

Este software tiene como principal objetivo, mejorar la transmisión de la información del cliente entre las distintas áreas de la empresa (marketing, ventas y servicio al cliente) que interactúan de forma directa con los usuarios. 

Este sistema pretende mejorar la comunicación entre departamentos de la compañía para que cada uno de ellos pueda comprender mejor las necesidades de los usuarios. 

Este tipo de CRM trabaja exclusivamente estás dos áreas:

 

  • Interacciones. Rastrea todas las interacciones entre la empresa y sus clientes, generando un registro al que puede acceder todo el equipo. 
  • Canales. Utiliza la información recopilada en el registro de interacciones para identificar qué canales se adaptan mejor a las preferencias de los usuarios. 

 

Parte de elegir el CRM que realmente se adapte a nosotros es entender qué acciones deseamos realizar y como planeamos que sea nuestro seguimiento de las mismas. Tener objetivos claros nos ayudará a poder diferenciar cual es la herramienta que va a satisfacer mis necesidades y las de mis clientes con respecto a mi marca.

Crea un mejor proceso de ventas y comunicación con un CRM adecuado a tu empresa.

En conclusión, podemos decir que el CRM es una herramienta fundamental para la comunicación, análisis y desarrollo de todas las actividades y campañas. Es la puerta a crear relaciones duraderas con nuestros clientes, pero parte de este éxito es saber cómo usarlo y sacarle el mayor provecho.  En WoowUp nos interesa que el crecimiento de tu marca sea sostenido y exponencial por lo cual nuestra prioridad es que puedas extraer todo el jugo posible a nuestra herramienta.